C4 Cactus 1.2T PureTech 110 CV 5MT Feel 2017: Parte II: Diseño exterior, interior y detalles

 No hay comentarios

Sigamos con sus medidas: Tiene 4,14 mt de longitud, por 1,730 centímetro de ancho y 1,48 mt de alto, con una distancia entre ejes de 1.595 mm. con un tercio de superficie acristalada. Cuenta con un peso de 965 k., 200 kilos. menos que un Citroën C4.

 C4 Cactus 1.2T PureTech 110 CV 5MT Feel 2017: Parte I

En su diseño no podemos quedar indiferentes. O gusta o no, pero claramente no pasa desapercibido en ningún lugar. Su tamaño es más compacto de lo que parece. El frontal es muy redondeado en la parte superior, con dos luces horizontales LED de posición, las que le dan un carácter especial. Bajo estás nos encontramos con las luces principales, que están protegidas por el primer AirBump que encontraremos en su carrocería. Ya hablaremos más en detalle de estos. En la parte baja, de color negro, los neblineros (con función cornering) y una toma de aire. Al centro se aprecian los chevrones para que los que aún no lo reconocen como un Citroen.

Su lateral mantiene las formas redondeadas, con un parabrisas no tan inclinado, pero amplio, el que deja paso a un techo largo, con barras longitudinales para la carga y un amplio techo panorámico fijo. La zona vidriada es amplia, que contrasta muy bien con su color blanco perlado (realmente bonito), con espejos retrovisores de color negro, y los AirBumps negros en las puertas delanteras y traseras.

c4-cactus-1-2-puretech-110-ss-bvm-feel-20

Las ventanas de la puerta trasera no se pueden bajar, solo abrir con un sistema tipo tijera, que no tiene una gran apertura y lógicamente no permite disfrutar de muchos lugares cuando estemos viajando. Las llantas son de 17 pulgadas, y un bonito atractivo de cuatro rayos principales, con mezcla de color aluminio y negro.

La parte trasera es quizás la de menos personalidad, donde se aprecia un alerón superior, luneta trasera, parte del portalón de plástico negro, dos AirBumps en los costados y dos focos sin mucho diseño, al menos cuando están apagados. Encendidos son algo más bonitos. La parte baja es nuevamente de color negro y esconde los sensores de retroceso, así como la cámara que se encuentra a un costado de la placa patente.

c4-cactus-1-2-puretech-110-ss-bvm-feel-12

INTERIOR SIMPLE Y PRÁCTICO

Su interior por otro lado mantiene su estilo rompedor, llevado a un extremo de lo simple, con un tablero muy limpio y con pocos botones y controles. Comenzando por su volante forrado en cuero bicolor, que incluye controles de la radio, velocidad de crucero y limitador de velocidad. Tras este, vemos una pantalla digital que nos informa sobre la velocidad, nivel de combustible, odómetro y otras funciones, pero siempre muy minimalista.

Al centro predomina una pantalla táctil que maneja el sistema de climatización, computador a bordo, audio, navegación, configuración y teléfono manos libres. Su manejo es muy intuitivo, y desde ahí hasta se puede desconectar el sistema Start&stop. Bajo esta, hay solo cinco botones (desempañador delantero, trasero, cierre centralizado, desconexión de ESP y luces hazard) y un mando giratorio para el volumen del audio.

c4-cactus-1-2-puretech-110-ss-bvm-feel-14

El resto se reparte en muchos espacios para guardar objetos, una guantera en el tablero, entradas USB y de 12V, chapa de encendido con llave, mandos de los espejos eléctricos, regulación de altura de luces y alza vidrios eléctricos delanteros. Los asientos del diésel tiene un “espíritu sofá”, más cómodos que las dos butacas del resto de las versiones.

El espacio interior es bueno, aunque es justo para dos atrás, no sobra, pero no falta. La verdad es que si bien se llama C4, su plataforma se basa en la del C3, pero gracias a su diseño, techo panorámico y formas, se siente más amplio que este último. El maletero de 358 litros es bueno para su tamaño, el que puede aumentar su capacidad al abatir el asiento completo (no se está dividido 40/60).

 No hay comentarios

Déjanos tu comentario

*Campos requeridos